Los votantes de la Florida tendrán la oportunidad de prohibir fumar en restaurantes y otros negocios, prohibir la extracción de petróleo en aguas estatales, crear una lista de los derechos de las víctimas del delito y otorgar la matrícula universitaria estatal gratuita a los cónyuges e hijos de quienes fallecen en el trabajo.

De acuerdo al reporte de NBCMiami esas propuestas fueron aprobadas el lunes por una comisión que se reúne cada 20 años para sugerir cambios a la Constitución de la Florida. Las propuestas se presentarán a los votantes en noviembre y necesitarán un 60 por ciento de aprobación para ser incluidas en la constitución.

El primer elemento aprobado por la comisión fue la propuesta de derechos de las víctimas comúnmente conocida como la Ley de Marsy.  La misma establecería el derecho de las víctimas de crímenesa que se escuche su voz durante el proceso penal, se les notifique el estado de custodia de los acusados ??y se les participe de los acuerdos de declaración de culpabilidad que buscan los fiscales. También intenta proteger a las víctimas del hostigamiento de los acusados ??y mantener la privacidad de la información personal.

La comisión también votó para incluir en la boleta una disposición que amplía la prohibición de fumar en el interior de Florida. En 2002, los votantes aprobaron la prohibición de fumar en todos los establecimientos comerciales. Los legisladores crearon una excepción para los “bares independientes”: establecimientos de bebidas que no obtienen más del 10 por ciento de sus ingresos de los alimentos.

Los votantes también decidirán si imponen límites de término a las juntas escolares locales. Otra medida evitaría que las universidades estatales aumenten las tarifas a menos que al menos nueve miembros de los 13 miembros de los consejos de administración lo aprueben. Esa medida también proporcionaría la matrícula gratuita para las familias de quienes fallecen en el trabajo.

La comisión también aprobó una propuesta de votación que prohibiría que los funcionarios electos, los empleados de las agencias estatales de alto nivel y los jueces ejerzan presión sobre los cuerpos que sirvieron durante seis años después de abandonar sus puestos.

Deja un comentario