El primer contacto que los doce niños y su entrenador rescatados de una cueva de Tailandia tuvieron con sus familias fue duro: como se encuentran en cuarentena, los tuvieron que saludar detrás de un vidrio. Sin embargo, algunos ya podrán reunirse con sus familias, indicaron las autoridades.

A una distancia de dos metros, con guantes y ropa especial, los papás y mamás de ocho de los 13 liberados podrán acceder a la sala donde se encuentran sus seres queridos ingresados en el hospital provincial de Chiang Rai, norte del país. Todavía falta para el abrazo, pero ya estarán mucho más cerca.

Los cinco restantes, cuatro niños y el adulto, que fueron los últimos en salir de las profundidades de la caverna el martes, permanecerán al menos un día más en cuarentena para evitar el contagio de posibles enfermedades.

“Hay que mantener un protocolo de seguridad debido al débil sistema inmunológico de los menores” que estuvieron atrapados durante dos semanas en el interior de la montaña, indicó durante una rueda de prensa uno de los médicos que evalúa al grupo.

El primer contacto que los doce niños y su entrenador rescatados de una cueva de Tailandia tuvieron con sus familias fue duro: como se encuentran en cuarentena, los tuvieron que saludar detrás de un vidrio. Sin embargo, algunos ya podrán reunirse con sus familias, indicaron las autoridades.

A una distancia de dos metros, con guantes y ropa especial, los papás y mamás de ocho de los 13 liberados podrán acceder a la sala donde se encuentran sus seres queridos ingresados en el hospital provincial de Chiang Rai, norte del país. Todavía falta para el abrazo, pero ya estarán mucho más cerca.

Los cinco restantes, cuatro niños y el adulto, que fueron los últimos en salir de las profundidades de la caverna el martes, permanecerán al menos un día más en cuarentena para evitar el contagio de posibles enfermedades.

“Hay que mantener un protocolo de seguridad debido al débil sistema inmunológico de los menores” que estuvieron atrapados durante dos semanas en el interior de la montaña, indicó durante una rueda de prensa uno de los médicos que evalúa al grupo.

Deja un comentario