El síndrome del corazón izquierdo hipoplásico es un defecto cardíaco complejo y poco frecuente que se presenta al momento del nacimiento (es congénito). En esta “hipoplasia” el lado izquierdo cardíaco tiene un desarrollo insuficiente crítico.

Esto es lo que padece la pequeña Mical Olaiz de Durham (5 años), de Carolina del Norte, Estados Unidos, quien ya fue sometida a tres importantes cirugías en este sentido. Mical aprendió a convivir con esta situación, y muestra con orgullo sus cicatrices en su pecho.

Para acompañar a la nena en este proceso de salud, al cirujano Andrew Lodge y al equipo médico del Duke Children’s Hospital se les ocurrió una genial idea: “intervenir” quirúrgicamente también a su muñeca favorita. En consecuencia, Mia (así la denominó Mical al juguete de no más de 30 centímetros) logró en su figura las mismas cicatrices finales que su dueña.

Mical muestra con orgullo su muñeca.

Mical muestra con orgullo su muñeca.

Estoy muy feliz de que tenga una cicatriz como yo“, declaró Mical tras la intervención de fantasía. “¡Hace que Mia sea grandiosa y yo también!”.

El Dr. Lodge realizó la “cirugía a corazón abierto” durante 15 minutos. “Hacer esta cirugía en la muñeca es algo pequeño pero que pudimos hacer para ayudar a que uno de nuestras pacientes se sienta un poco mejor y más acompañada“, explicó Lodge a medios locales.

Cómo fue el progreso de Mical

La madre de Mical, Lara Husary, se enteró de la condición cuando tenía apenas 20 semanas de embarazo con su hija. “Fuimos a un ultrasonido porque estábamos tratando de averiguar si era nene o nena. Recuerdo mucho esperando ese día”, recordó. “Entonces vieron que ella tenía esto en el ultrasonido y de inmediato nos enviaron a un especialista”.

En la foto, la muñeca en el momento de ser operada.

En la foto, la muñeca en el momento de ser operada.

Como es estándar para los chicos con la condición, Olaiz tuvo su primera cirugía cuando tenía solo tres días de vida; el segundo cuando tenía solo tres meses y medio, y su tercera cirugía el año pasado. “Ella está muy bien ahora. Estamos muy agradecidos “, dijo su madre, y agrega que Mical parece estar orgullosa de sus cicatrices, especialmente ahora que el pecho de su muñeca se parece al de ella.

“Ella sabe que ha pasado por una experiencia diferente a la de otros niños y casi se jacta de lo valiente que ha sido. Ella sabe que sin esa cirugía no estaría aquí “, concluyó emocionada. Y agregó por último: “Mical está tan conmovida por la amabilidad del cirujano que ya sabe lo que quiere ser cuando sea grande: médica cirujana”.

Mía, al ser "intervenida" del corazón.

Mía, al ser “intervenida” del corazón.

El síndrome del corazón izquierdo hipoplásico

Se trata de una cardiopatía congénita, es decir, una alteración del corazón que se origina antes del nacimiento. Tiene que ver con lesiones anatómicas de una o varias de las cuatro cámaras cardíacas, de los tabiques que las separan, o de las válvulas o tractos de salida (zonas ventriculares por donde sale la sangre del corazón) que están presentes o de manera latente en el momento del nacimiento.

Tratamiento: este síndrome se trata mediante varios procedimientos quirúrgicos o con un trasplante de corazón. El médico conversará con el padre acerca de las opciones de tratamiento para cada chico. Si se efectuó el diagnóstico antes de que naciera el bebé, los médicos, por lo general, recomiendan el parto en un hospital que tenga un centro de cirugía cardíaca.

Deja un comentario