Con la alfombra roja teñida de negro por las actrices que usaron ese color para protestar contra el acoso sexual y la desigualdad de género, la ceremonia de los Globo de Oro por momentos se pareció más a una manifestación que a una entrega de premios.

El primer reconocimiento de la noche fue para una de las mujeres más poderosas de Hollywood: Nicole Kidman, por su actuación en The Big Little Lies. También Sam Rockwell ganó la estatuilla al mejor actor de reparto por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri.

Muchas estrellas femeninas llegaron acompañadas por activistas: Michelle Williams desfiló con la fundadora del movimiento “Me Too” Tarana Burke, Meryl Streep con la activista por las trabajadoras domésticas Ai-jen Poo y Laura Dern con la activista por los agricultores Mónica Ramírez. Se trató de una forma de que los premios tuvieran la atención puesta en los escándalos de abuso y acoso sexual que sufrieron las mujeres de Hollywood.

Las fotos de la noche

Deja un comentario