Durante la menstruación, a muchas personas no les gusta practicar sexo, tanto a hombres como mujeres. Una de las razones es por considerarlo poco higiénico, otra es que la sangre puede causar impresión. Otros en cambio son de la idea que no quieren renunciar a un momento de pasión en ningún caso.

Algunos estudios arrojan que alrededor de un tercio de las parejas sexualmente activas lo hacen. Tener relaciones íntimas “en esos días del mes” tiene pros y contras y es bueno conocerlos para valorar qué es mejor para cada uno.

Pros

Durante la menstruación quizá es más práctico no hacerlo en la cama sino en otro lugar donde la sangre no sea un problema, y buscar nuevos escenarios puede convertirse en una forma de romper con la rutina.

Los orgasmos ayudan a aliviar el sufrimiento provocado por el período menstrual porque suscitan liberación de dopamina y oxitocina, hormonas que generan placer y relajación. Además, la sangre actúa como un lubricante natural por lo que con poca excitación la mujer ya está lista para la penetración.

El flujo menstrual es una mezcla de sangre normal y tejidos que el cuerpo ya no necesita, por lo que no es perjudicial para el pene, tal y como se ha creído en algún momento.

Además, durante la menstruación las hormonas están revolucionadas y algunas mujeres sienten más deseo. La sensibilidad es mayor en este período por lo que se disfruta más de las relaciones íntimas.

Contras

En el caso de tener un orgasmo existe la posibilidad que aumente el flujo porque el placer máximo provoca que los residuos del endometrio sean expulsados a mayor velocidad. De ahí otras de las desventajas: las manchas en las sábanas.

Por otro lado, la sangre incrementa los riesgos de transmitir enfermedades de transmisión sexual. El cuello del útero está un poco más abierto, por eso es recomendable utilizar siempre preservativo.

Por otro lado, si no querés tener hijos usá preservativo porque la mujer puede quedarse embarazada durante la menstruación. El esperma puede permanecer hasta siete días dentro del cuerpo femenino y existe la posibilidad de ovular al mismo tiempo que se está indispuesta o hacerlo inmediatamente después.

Deja un comentario