Waymo, más conocida como la empresa de autos sin conductor de Google, anunció que comenzará a ofrecer paseos en sus minivan autónomas por Phoenix, EEUU.

“Los vehículos serán 100% autónomos”, dijo el CEO de Waymo, John Krafcik, y agregó que “los usuarios solo deberán sentarse en la parte trasera y relajarse”.

Waymo emplea una flota de minivan Pacifica, de Chrysler, que los usuarios podrán llamar mediante una app. En un comienzo, la demanda seguramente superará los coches disponibles, lo cual no significa que sea un duro golpe para las aspiraciones de Uber acerca de ofrecer este tipo de vehículos sin conductor.

No está claro cuándo comenzará a operar el servicio de Waymo, pero sí que lo hará en un principio por el centro de la ciudad de Phoenix, Arizona, donde desde hace meses se realizan pruebas.

“Con Waymo al volante, podemos reimaginar el transporte, desde pedir un vehículo hasta la logística, así como también el transporte público y el personal”, indicó la empresa y dio un pantallazo a cómo imagina el futuro, con vehículos para compartir: “Al dar acceso a una flota de vehículos en lugar de iniciar (la experiencia) con un modelo propio, comprado, más gente podrá experimentar antes esta tecnología. Una flota completamente autónoma puede ofrecer una nueva manera de compartir: será más seguro, accesible, flexible y con la posibilidad de utilizar tu tiempo y espacio en el vehículo para lo que desees”.

Más acción

El taxi autónomo de Navya ya circula por las calles de París
El taxi autónomo de Navya ya circula por las calles de París.

Tesla anunció que el sistema de Piloto automático de sus vehículos ofrecerá autonomía completa, pero el plan más firme es uno nacido en Las Vegas, que se convertirá en la primera gran ciudad en ofrecer un bus de transporte de pasajeros completamente autónomo.

Eso ocurrió, 8 de noviembre, cuando Autonom Cab, el bus autónomo construido por la empresa francesa Navya, sin volante ni pedales, comenzó a circular por las calles de París y confirmó que en enero dará servicio en Las Vegas.

El bus tiene una velocidad máxima de 40 km/h, pero trabajará entre 16 y 32 km/h. Es capaz de comunicarse con las señales de tráfico y guiado mediante GPS y un sistema de cámaras. Tiene capacidad para 11 pasajeros y los paseos serán gratuitos.

Con estos avances, la tecnología de conducción autónoma alcanzó el llamado nivel cuatro, donde los coches no necesitan de volantes ni pedales y pueden ser operados sin necesidad de intervención humana. El siguiente escalón, el cinco, significa que los vehículos no requieren de ninguna información externa para funcionar. Eso es, sin necesidad de conectarse a la nube o un GPS, por ejemplo.

Deja un comentario