La seguridad online y el anonimato son dos aspectos muy importantes en Internet. Tener claro si uno está en un sitio seguro o si alguien recopila los datos de todo lo que hacemos en el mundo Online es clave.

Es por eso que un reciente estudio prendió las alarmas. El 65% de las personas cree, equivocadamente, que el modo incógnito que ofrecen los navegadores actuales ocultan tanto su identidad como datos de navegación.

Además, el 77% de los encuestados manifestó haber perdido las expectativas de que su navegador los alerte sobre posibles amenazas en la web, como criptominería y extensiones maliciosas.

“Las personas que usan herramientas como ‘navegación privada’ y ‘modo de incógnito’ tienen una falsa sensación de seguridad, ya que solo ofrecen opciones de privacidad limitadas y ninguna protección real contra amenazas de seguridad o privacidad”, advirtió Matt Adkisson, director de plataforma de Productos de la empresa que realizó el estudio.

Los modos de navegación privada les permiten a las personas usar Internet sin que se guarde ningún tipo de información sobre los sitios que visitan, pero no son herramientas que aseguren el anonimato. Esto significa, por ejemplo, que si una persona inicia sesión con su cuenta en Facebook en una ventana con modo incógnito o privado, ya pierde su anonimato.

Estos resultados forman parte de una encuesta que la firma de ciberseguridad Avast realizó a más de 10 000 personas en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y la India.

“Cuando se les preguntó si los navegadores actuales deberían hacer un mejor trabajo para identificar adware y malware oculto en extensiones maliciosas, casi todos (96%) de los encuestados respondieron que sí”, alertó el informe.

Alerta extensiones

Además, casi dos tercios de los encuestados admiten que usan extensiones de navegador de terceros, pero solo el 21% los considera confiables.

Las extensiones maliciosas son una amenaza creciente gracias a que los atacantes se hacen pasar por marcas populares o replican características muy usadas para entregar anuncios, secuestrar consultas de búsqueda y robar datos personales.

Deja un comentario