Es una ley no escrita, pero que se cumple a rajatabla desde el siglo XVII. Los miembros de la realeza británica no hablan de política en público y no muestran su posición sobre temas sensibles o polémicos.

Quienes conocen a Meghan Markle de su etapa de actriz suponían que para ella no sería tan fácil acatar esta norma. Es famoso su discurso en la que se declara abiertamente feminista, igual que sus críticas a Donald Trump.

Meghan Markle y Harry viajaron a Irlanda en su primera visita oficial.

Meghan Markle y Harry viajaron a Irlanda en su primera visita oficial.

Y, efectivamente, no es fácil. En su primera visita oficial al extranjero, como duquesa de Sussex, Meghan habría roto el protocolo en relación al aborto.

Luego de compartir una comida con diferentes referentes de ese país, la diputada Catherine Noone se apuró en publicar un mensaje en redes sociales en el que dejó expuesta a la duquesa.

El post que compartió Noone y que generó polémica

El post que compartió Noone y que generó polémica

“La duquesa y yo hemos hablado sobre el referéndum, se mostró muy interesada y contenta con el resultado“, escribió en Facebook. Con lo del resultado, hacía alusión al referendum por el cual una aplastante mayoría de irlandeses acaba de pronunciarse a favor de despenalizar el aborto.

Minutos después Noone eliminó el mensaje, pero no hubo nada que hacer: ya se había hecho viral. Mucho más que su aclaración posterior, en la que trató de enmendar el desliz: “Fue una pequeña charla. La duquesa no quiso opinar al respecto, pero fue encantadora. Como no se entendió mi primer post, he decidido borrarlo”.

Vicky Phelan, activista a favor del aborto confirmó que Meghan efectivamente está a favor del resultado. “Meghan siguió mi historia y me animó a seguir luchando”, dijo a los medios locales.

Deja un comentario