Con la capacidad de reproducir a distancia los movimientos de un operador humano, el ciborg Meltant tiene la capacidad de realizar movimientos precisos que permiten controlar una suerte de cuerpo remoto a distancia. Según la compañía japonesa Meltin este robot prototipo puede operar en tiempo real con un bajo nivel de latencia para replicar la velocidad de los gestos y acciones de la mano humana.

De esta forma, sus creadores aseguran que han podido realizar pruebas exitosas al operar la mano del robot ubicada en Abu Dhabi mientras su operador estaba en Boston mediante un sistema interconectado a los servidores localizados en Japón.

Otra de las características que destaca la compañía está en su estructura liviana, que se asemeja a los mecanismos de la mano humana, con cables flexibles de polímero resistente. Esto le permite realizar movimientos finos y precisos como abrir la tapa a rosca de una botella o realizar acciones donde se requiere mayor fuerza, como levantar objetos de hasta cuatro kilos de peso.

Otro punto destacado de Meltant está en la capacidad de interpretar el nivel de fuerza requerido para una tarea, un feedback que recibe el operador para aplicar la presión necesaria según el caso.

Por el momento no hay una fecha concreta de disponibilidad del ciborg remoto Meltant, un prototipo que se suma a la camada de varios proyectos de robots operados de forma remota. Uno de ellos es T-HR3 de Toyota, un desarrollo que cuenta con 29 módulos y 32 articulaciones que le permiten realizar movimientos precisos sincronizado con un sistema remoto controlado por un operador, mientras que Boeing y la Fundación Nacional para la Ciencia crearon un sistema que emplea un visor Oculus Rift y un brazo robótico Baxter.

Deja un comentario