Embarcada en un competitivo proyecto, que busca desatar las ataduras económicas a la industria de los servicios, Miami le hace un guiño al mundo digital y plantea su primera feria de la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR) este fin de semana en Magic City, en el llamado Distrito de Innovación.

La muestra internacional, a la que asiste medio centenar de expositores, tiene por nombre Miami VR Expo y pretende precisamente conectar la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR) para ser aplicadas a múltiples industrias, como pueden ser la educación, la salud e inclusive el turismo.

Esta propuesta expositora, que es obra de los especialistas Adrian Allen y Michelle McKoy, tiene por meta impulsar el uso de estas tecnologías para tener una experiencia más realista que no tienen otros medios convencionales.

“Este encuentro reúne a profesionales de la industria y ofrece avances prácticos y probados directamente de expertos que conocen la industria”, manifestó Mckoy a la agencia de noticias EFE.

Por otra parte, Allen señaló que “todos se pueden beneficiar del crecimiento que se anticipa” en estas aplicaciones.

Según la empresa de investigación Digi-Capital, para el año 2021, se calcula que el mercado VR/AR llegue a los 108.000 millones de dólares, con la realidad aumentada de móviles liderando la tecnología, con 83.000 millones de dólares, lo que significa un atractivo monto de dinero a tener en cuenta.

Estas herramientas “permiten experimentar el mundo de diferentes maneras”, explicó a Efe Juan Diego Henao, de Connectors International, una de las empresas que participa en la exposición.

Además de la exposición, los organizadores anticipan que la muestra tiene programado juegos y actividades interactivas, que tendrán lugar en el recinto localizado en la intersección de la calle 63 y la avenida 4 del NE.

La convención, que además busca posicionar a Miami en el mundo de la realidad virtual, la aumentada y la mixta, como lo están Nueva York y Los Ángeles, contará con la presencia de expertos como Dean Lyon, el fundador de Splinter Studios y supervisor de efectos visuales de la película El Señor de los Anillos.

Deja un comentario