Michael Douglas ha invitado a su problemático hijo Cameron -junto con su mamá y su hijo- a mudarse con él y con Catherine Zeta-Jones con la esperanza de que eso lo mantenga alejado de las drogas.

“Michael tiene mucha culpa cuando se trata de Cameron”, confesó un informante. “Era un mal padre, pero ahora trata de compensarlo y le ruega a Cameron que viva con él.”

Este hombre de 39 años de edad ha luchado contra varias adicciones a la heroína y las drogas, y estuvo siete años bajo custodia federal por cargos relacionados con las drogas.

Después de ser finalmente liberado en 2016, se mudó a una casa de transición y conoció a la instructora de yoga Viviane Thibes. La pareja dio la bienvenida a una niña llamada Lua Izzy en diciembre de 2017, y todo parecía estar bien con el hijo mayor de Michael.

Cameron tuvo una recaída en abril, y su famoso padre tuvo suficiente.

“Cameron está luchando con sus adicciones”, agregó el informante. “Si no pasa otra prueba de drogas, volverá a prisión.”La estrella de Ant-Man no puede dejar que eso pase.

“(Michael) quiere estar ahí para su hijo y sostener su mano durante la recuperación”, agregó el informante.

Sin embargo, a pesar de su apoyo, Michael puede tener dificultades para convencer a su famosa esposa de que abra los brazos a su dañado hijo.

“Podría toparse con interferencias de Catherine, que no quiere que Cameron, su novia y su bebé se muden.”

Deja un comentario