Intel, el gigante de los microprocesadores, se enfrenta a una de sus peores crisis en 50 años. Un grave error en el diseño de sus procesadores podría acarrear serios problemas de seguridad tanto para fabricantes y desarrolladores como para usuarios, según ha publicado The Register.

No se conocen ni las causas ni el alcance del fallo, pero según los desarrolladores de Linux el problema es grave y complicado de resolver. En un comunicado, Intel asegura que el fallo no permite modificar ni eliminar datos del sistema y añade que este diseño no es exclusivo de los procesadores de la compañía

Este error en los procesadores da acceso a cualquier aplicación a espacios de memoria reservados. Un hacker podría aprovechar este error para ganar permiso de “superusuario” y controlar el sistema de forma remota. Así, el atacante podría acceder a la memoria del núcleo del sistema operativo, el espacio oculto donde se guarda información sensible como contraseñas.

Para proteger esta información, la memoria del núcleo está dividida en diferentes espacios, pero a través de este fallo un atacante puede acceder de un espacio a otro. Según los expertos, el error no se puede resolver con una actualización del microcódigo; la única forma es mediante parches en el sistema operativo de cada dispositivo.

Intel asegura que este error no se encuentra únicamente en sus procesadores

Desarrolladores de Linux ya han creado una actualización del sistema para solventar los problemas derivados del fallo de diseño de los procesadores de Intel. Ahora se espera que tanto Apple como Microsoft hagan lo mismo.

Esta solución tendrá consecuencias negativas en el rendimiento de los aparatos, aunque Intel asegura que no será significativo para el usuario medio. Según los primeros estudios realizados en máquinas Linux parcheadas, la bajada de rendimiento está entre un 5% y un 30%. Esta afectación podría variar en función de la plataforma y reducirse en futuras actualizaciones.

Este golpe para Intel podría ser la oportunidad de oro para su competidor principal, el fabricante de procesadores AMD.

Este golpe para Intel podría ser la oportunidad de oro para su competidor principal, el fabricante de procesadores AMD. (iStock)

El error no solo afecta a ordenadores domésticos y tablets, sino que también tiene un impacto sobre plataformas en la nube y grandes centros de datos que dan servicio a miles de empresas. De momento, Amazon y Microsoft ya han anunciado cortes por mantenimiento de sus sistemas que podrían estar relacionados con este fallo, publica Xataka.

Según The Register, todos los procesadores de 64 bits creados en la última década contendrían el error. Intel controla el 80% del mercado de procesadores para ordenadores y más del 90% del mercado de procesadores para portátiles y servidores, lo que supondría una afectación en millones de máquinas en todo el mundo.

Deja un comentario