La tecnología médica ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años. Esto puede evidenciarse no solo en el descubrimiento de nuevos medicamentos o tecnologías para curar enfermedades, sino también en el campo de la estética.

El descubrimiento del uso de láser en la depilación definitiva marcó un antes y un después. Asimismo, ha sido la única respuesta tanto para el crecimiento excesivo de pelo como para lograr una depilación perfecta. Incluso resultó útil para resolver la molesta foliculitis (es decir, los pelitos encarnados) en zonas como muslos, glúteos, área del bikini, barba y cuello de los hombres, quienes antes tenían que lidiar con el dolor y las infecciones en la piel después de cada afeitada.

La depilación láser ha evolucionado a la par de nuestras necesidades. En la actualidad, contamos con equipos altamente efectivos, indoloros y que pueden ser usados tanto por hombres como por mujeres, de todas las razas, en todas las épocas del año, incluso con la piel bronceada. Otra de sus ventajas es que las sesiones son cada vez más cortas.

A continuación se encuentran una serie de consejos, tanto para quienes consideren realizar el tratamiento como para aquellos que lo transitan.

Antes de comenzar

Es importante que antes de iniciar un tratamiento de depilación médica láser, el paciente realice una consulta con el profesional a cargo. Aquí se evaluarán los antecedentes médicos, así como el tipo y color del pelo y la piel en la zona a tratar. Con esta información se definirán los parámetros de tratamiento y el número de sesiones aproximadas.

Es fundamental aprovechar la consulta para evacuar todas las dudas e inquietudes al respecto que tengamos.

Resultado de imagen para depilacion laser

En términos generales, el tratamiento consta de un promedio de 8 a 10 sesiones, que deben realizarse con una separación de entre 30 y 60 días una de otra. Esto dependerá de la recomendación del profesional para cada caso particular.

Si ya te animaste

Debajo se encuentra una guía completa para tener en cuenta en cada sesión.

– Las zonas a depilar deben estar rasuradas, preferentemente la noche anterior a ir al centro de Depilación Médica. Para algunas zonas o tipos de pelo se puede, incluso, rasurar el mismo día de la sesión.

– Las áreas a depilar deben estar limpias y secas, sin cremas ni antitranspirantes.

– También deberíamos procurar no exponernos al sol durante las 48 horas previas y posteriores a la sesión. Esto aplica también para camas de bronceado y cremas autobronceantes.

Resultado de imagen para depilacion laser

– Aproximadamente 10 días después de cada sesión es normal notar que los pelos comienzan a caerse solos o con el roce de la toalla al secarnos.

– El láser médico produce la eliminación permanente de la raíz del pelo (folículos), provocando que tengamos una menor densidad de pelo sesión tras sesión.

– Con el paso de los años, pueden aparecer algunos pelos nuevos. Esto es normal, ya que nunca fueron tratados con el láser. En caso de ocurrir, suele ser poca cantidad. Si molestan, no hay inconveniente en tratarlos con láser.

Algunas recomendaciones generales

Siempre aconsejo a mis pacientes mantener la piel hidratada, consumir agua, jugos naturales, frutas y verduras. Además, es muy importante utilizar protector solar con un factor y textura adecuados para cada tipo de piel, pero también al tipo de exposición y a la época del año.

Deja un comentario