Decenas de modelos, de distintas edades y “tallas”, se manifestaron  en Nueva York a través del movimiento #TheRealCatwalk , con el cual hacen frente a Victoria’ s Secret, quien se ha negado a diversificar las tallas en sus modelos.

En distintos portales de noticias se hace pública tal manifestación.

Hace pocos días se realizó el desfile en China, donde la marca de lencería pretende impulsarse en el mercado asiático al abrir sus primeras boutiques en Shanghái.

A pesar de la insistencia de modelos como Ashley Graham, la Victoria’s Secret ha ignorado las peticiones para una industria de la moda más incluyente y que promueva el amor propio.

Krrystyana, organizadora y activista del movimiento “body positive”, declaró que esta pasarela busca que “aquellas que se sientan mal con sus propios cuerpos y rostros al ver el famoso espectáculo de Victoria’ s Secret, encuentren otros referentes de belleza y abracen la diversidad”.

Deja un comentario