Por lo menos 35 manatíes murieron en enero pasado en Florida debido al síndrome de estrés que les causa las bajas temperaturas, según un análisis preliminar de la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna en Florida (FWC). EFE

Las muertes ocurrieron durante los primeros 26 días de enero y son cinco veces más que las ocurridas durante el mismo periodo de 2017, informó hoy el diario Bradenton Herald. A estas muertes se suman otras diez ocasionadas por embarcaciones durante enero, precisó la FWC.

Según la FWC, los manatíes de Florida migran durante inviernos a hábitats de aguas cálidas como manantiales naturales y canales de descarga de plantas de energía industrial.

La exposición a temperaturas del agua inferiores a 68 grados Fahrenheit (20 grados Celsius) durante períodos prolongados, puede causarles el síndrome de estrés por frío y llevarlos a la muerte.

Este mal involucra factores metabólicos, nutricionales e inmunológicos, y los síntomas pueden incluir pérdida de peso, lesiones o abscesos en la piel, pérdida de grasa interna, deshidratación, estreñimiento y otros trastornos gastrointestinales.

Deja un comentario