Cuando el defensor de los desamparados Sean Cononie visitó a Kathleen Nolan, de 59 años, en un hogar grupal que dirige, no pudo creer lo que vio.

“Fue chocante”, dijo Cononie. “Todo su estómago estaba lleno, debajo de la zona del pecho estaba lleno, con costras rojas abiertas”, dijo. “De pies a cabeza estaba cubierta.”

Cononie, quien fundó la Voz de los Sin Techo y ha estado trabajando con personas sin hogar durante décadas, dijo que nunca había visto nada parecido, y lo que empeoró fue el hecho de que Nolan había sido dado de alta del Broward Health Medical Center apenas cinco días antes mientras sufría de la misma condición.

“Nunca he visto a alguien que se vea así ser dado de baja”, dijo. “¿Al menos sin cuidado de heridas? ¿Cómo esperan que una herida tan grande no se cure sin una infección?”

Cononie tomó fotografías perturbadoras de Nolan, que tiene una discapacidad y ha estado crónicamente sin hogar durante unos 20 años, antes de llevarla a la Clínica Cleveland, que inmediatamente la admitió en el hospital. Fue allí, unos días más tarde, donde Nolan, que todavía se encontraba en pésimas condiciones, accedió a hablar, diciendo que constantemente sentía un “dolor punzante” en todo su cuerpo.

“Estoy cubierta de llagas de pies a cabeza. Mis pies, mis manos… ampollas”, dijo. “No puedo caminar. No puedo moverme. No puedo ir al baño.”

Dijo que después de que Broward Health, que está subvencionado con más de 130 millones de dólares al año en dinero de los impuestos para atender a personas indigentes, la admitió con la afección el 8 de abril y la dio de alta el 11 de abril.

La portavoz del Memorial Regional, Kerting Baldwin, se negó a comentar sobre los detalles del caso, citando la ley federal que restringe la divulgación de información médica.

“Como sistema de salud pública, nuestra misión es atender a nuestros pacientes independientemente de su capacidad de pago”, escribió en una declaración. “Les ayudamos a sanar y recuperarse y, cuando es médicamente apropiado, les damos de alta con un plan de atención y recursos que continúan más allá de su hospitalización.  Los planes de alta se adaptan a las necesidades de cada paciente”.

Deja un comentario