La campaña pública de John Cena para recuperar a Nikki Bella está funcionando, pero aún no está lista para cerrar el trato con la estrella de la lucha libre.

Nikki le dice a TMZ que el apretón público de manos de John -incluyendo la foto de John Cusack sosteniendo la radiocasete sobre su cabeza en la película “Say Anything”- la ha convencido de que su cambio de opinión sobre querer tener hijos no era hueco. Ella dice: “Creo al 100% que él quiere hijos. Me da ganas de volver corriendo y saltar a sus brazos”.

Ella dice que ella cree que ahora él es sincero de que él quiere hijos… que fue el rompimiento del trato que causó que ella rompiera con él. Hasta esta semana, Nikki creía que había forzado a John a decir lo que quería oír para dar un paseo por el pasillo.

Aquí está el problema… Nikki dice que ha sido como una caja de Pandora. El conflicto por los niños y niñas ha planteado problemas en su cabeza acerca de la relación. Ella dice: “Me preocupo mucho por él y lo amo mucho”, pero ahora tiene que pensar seriamente en el cambio en su relación y sentir que todavía está bien.

Ella dice que está realmente dolida por el rumor de que todo el conflicto, e incluso la relación, es falsa para hacer una clasificación de ganso para su reality show y la carrera de John. Ella dice: “Mucha gente se casa por publicidad. No soy como esa gente de los reality shows. No quiero dudar. Quiero hacer lo que mi corazón dice.”

Nikki dice que no tiene ni idea de lo que diría si John se encontrara cara a cara con ella y le suplicara que se casara con él. Ella dice: “Soy una chica que vive el momento y honestamente no sé lo que diría”.

Deja un comentario