Ninel Conde aseguró que tiene la conciencia tranquila ante la indagatoria por lavado de dinero que tiene en su contra la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con información publicada por Grupo REFORMA, la UIF indaga la compra en efectivo y en dólares de 3 propiedades de lujo en Acapulco, Nayarit y la Ciudad de México, valuadas en unos 5 millones de dólares.

Ante las recientes noticias, Ninel se expresó a través de un comunicado difundido este martes por la mañana.

La cantante dijo que sabe de dónde vienen las acusaciones y que que confía en que cada quien recibirá lo que merece.

La llamada “Bombón Asesino” aseguró que las propiedades que se le investigan son legítimas, por lo que no teme ningún problema más a futuro.

Deja un comentario