Cemmy Suparno es un docente de Yakarta (Indonesia) y en un viaje por la Isla de Java se conmovió al ver a un chico con una enorme fuerza de voluntad. Vive en una región muy pobre y no tiene dinero para comprarse una batería, pero ese no es motivo para frenarlo.

Con bidones, cajas y baldes se armó su propio instrumento y está sorprendiendo al mundo con el enorme talento que tiene a pesar de las dificultades que debe enfrentar día a día.

Cemmy vio la batería y no lo dudó, le pidió al chico que toque un tema y preparó su celular. Orgulloso, el nene puso play al tema Sweet Child O’ Mine de los Guns N’ Roses y arrancó su performance.

Cemmy no lo podía creer, el chico tiene un talento notable. Asombrado, lo primero que hizo al despedirse del pequeño fue subir el video a las redes sociales. Unos minutos más tarde, la catarata de reproducciones, comentarios y “me gusta” ya no tenía control.

Dos semanas después, el show del chiquito ya superó las 10 millones de reproducciones sólo en Facebook. Cemmy no puede creer lo que sucedió y pide que, además de compartir (se replicó casi 280 mil veces) y disfrutar del video, la gente trate de ayudarlo a salir de la difícil situación que le toca vivir.

Rápidamente se multiplicaron los mensajes solidarios que buscaban hacerle llegar una batería desde distintas partes del mundo.

Tal vez este sea el inicio de una exitosa carrera musical o al menos una oportunidad para que el chico pueda cambiar su vida.

Deja un comentario