La presión pública está en marcha antes de que la comisión de la ciudad vote el jueves por el plan de David Beckham para desarrollar un estadio de la Major League Soccer en el sitio del Melreese Country Club de Miami.

“Únete a mí en la comisión del 12. Necesitamos su apoyo y sus voces para que se escuchen”, dijo Beckham el martes en Instagram. “Di ‘Sí’ al fútbol en Miami.”

Jorge Mas, quien lidera el grupo de propietarios del equipo, se reunió el martes con Michael Putney de la Local 10 para hablar sobre los beneficios del Miami Freedom Park, que incluye planes para oficinas, un complejo de entretenimiento y espacios verdes públicos.

“Cuando miramos a Melreese, nos da la oportunidad de activar un parque, porque un campo de golf no es un parque”, dijo Mas.

Mas tiene grandes esperanzas para el proyecto de uso mixto y subrayó que el proyecto, a diferencia de otros estadios, realmente beneficia a los contribuyentes de la ciudad.

“Quiero que nuestros residentes sepan que se trata de una inversión de mil millones de dólares”, dijo Mas.

El lunes, Emilio González, gerente de la ciudad de Miami, dijo que el complejo produciría 44 millones de dólares en ingresos fiscales. Esas cifras no son el análisis de la ciudad, pero esas cifras fueron dadas a González por Mas.

La votación de la comisión será muy reñida. Los comisionados Keon Hardemon y Joe Carollo se inclinan a favor del proyecto, mientras que los comisionados Manolo Reyes y Willy Gort se oponen. El comisionado Ken Russell, que no ha intervenido públicamente en el proyecto, parece ser el voto decisivo.

Deja un comentario