Un nuevo desafío viral se replica en las redes sociales. Pero este parece el más complicado de los que vimos en mucho tiempo, porque requiere dos elementos clave: coordinación y edición.

¿De qué se trata? Se llama #PhoneDrop, algo así como “tirar el teléfono”, y consiste justamente en eso: soltar el teléfono en una clásica selfie, frente el espejo. La vuelta de tuerca es que, justamente, el mundo se da vuelta y esa misma persona es la que debe atajar el celular, del otro lado.

El otro lado se trata del “Upside Down”, el mundo oculto de la serie Stranger Things, la versión “boca abajo” del pueblito Hawkins. Por ese motivo muchos también lo llaman #UpsideDownChallenge.

Por supuesto, se trata de un truco muy riesgoso: te sale mal y vas a estrellar el teléfono contra el piso, posiblemente con consecuencias letales. Como decimos siempre: niños, no intenten esto en sus hogares.

¿Quieren intentarlo de todas formas? Acá tienen unos consejos.

– Frente al espejo activá la cámara lenta y la grabación de forma que el objetivo hacia vos

– Grabá tu selfie “normal”. Poné almohadones, toallas o lo que tengas para amortiguar la caída

– Volvé a grabarte, pero cambiando un poco tu vestuario, las luces o algún detalle del lugar

– Aplicá un efecto rebobinado con apps como Reverse Vid (iPhone) o Reverse Video Backwards (Android).

– Juntá ambos clips con aplicaciones como iMovie de Apple o Adobe Premier Clip para Android.

Deja un comentario