Una usuaria de Twitter comenzó un revuelo que podría igualarse al del vestido azul y negro o dorado y blanco. Se trata de una torre de electricidad saltando la soga, pero hay un detalle: los gifs no cuentan con sonido. Entonces, ¿cómo puede ser que hay quienes escuchan un ruido cada vez que toca el suelo?

Sencillamente, porque el cerebro completa la información que falta. Sabemos que una torre de ese tamaño haría un ruido estruendoso al caer, y más si lo hace en repetidas veces, tal y como se ve en el gif. Nuestro cerebro anticipa el ruido, explica un especialista en psicología experimental, es un conocimiento previo sensorial.

Sin embargo, no todos tienen la misma sensación. La misma usuaria, que es profesora de Neurociencia y Psicología de la Universidad de Glasgow, Escocia, creó una encuesta donde el 70% de los 243 mil participantes eligió la opción “un sonido sordo”.

La capacidad de nuestro cerebro para interpretar y completar información es la causa tras muchas ilusiones sensoriales. De hecho, este gif en particular tiene un autor: el artista británico conocido como Happy Toast. Según indicó al portal Verne, “lo creó hace diez años” como parte de un reto visual semanal en un foro para artistas digitales. E incluso puede encontrárselo en artículos sobre percepción desde hace años, y siempre causa la misma controversia.

Deja un comentario