Una situación insólita vivieron los pasajeros del vuelo 5449 de la compañía SkyWest que viajaba de San Francisco a Boise. Todos se quedaron sorprendidos cuando una mujer, al grito de “¡soy Dios”, intentó abrir de repente una de las puertas del avión en pleno vuelo. Fueron precisamente algunos de ellos los que consiguieron reducirla.

Al parecer, y según testigos del vuelo, la mujer tenía miedo a volar e intentaba usar ese vuelo como terapia. Pero justo después de despegar de San Francisco entró en pánico y, en un momento dado, intentó abrir una de las puertas del avión. Fue entonces cuando varios pasajeros lograron detenerla.

“Pude verla tirada en el suelo”, explicaba uno de los ocupantes del vuelo, Scott T. Smith. “El personal de vuelo estaba muy tranquilo”, añadía.

Smith relató que desconocía si la mujer “estaba tomando algún tipo de medicamento”, pero la definió como “mentalmente inestable “.

Este pasajero explicó también que el capitán del avión agradeció por megafonía a los pasajeros que habían parado a la mujer. ”Nunca estuve preocupado, la gente reaccionó de inmediato”, sentenciaba este pasajero.

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario