La Policía de West Palm Beach rescató a un grupo de navegantes en el Canal Intracostero del Atlántico (Intracoastal Waterway), frente a las costas de West Palm Beach.

John Watson, se encontraba con su familia en una embarcación que debido al fuerte oleaje se hundió, reseñó WSVN 7News.

“Estoy bendecido. Estoy vivo, estoy respirando”, dijo Watson, quien se encontraba con su esposa Daneshia Toomer Watson que se encuentra en estado de gestación.

Otros navegantes que estaban en la zona se percataron del hecho y acudieron enseguida a rescatarlos.

“Un bote pequeño no tiene ninguna posibilidad, no cuando la marea sube”, indicó Ralph Hightower, testigo.

Consideran que hay que tener cuidado al navegar cuando hay tormentas cerca. “Los accidentes suceden, y no importa dónde estés”, dijo León Charles, testigo del suceso.

Las autoridades de La Guardia Costera de los Estados Unidos y la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de la Florida se encuentran realizando las investigaciones necesarias.

Deja un comentario