La fiesta inaugural del Mundial de Rusia-2018 comenzó este jueves en el estadio Luzhniki de Moscú sin grandes sorpresas pero con el plato fuerte de la actuación del cantante inglés Robbie Williams.

Con un traje vino, Williams se paró al centro del campo -adornado por la tarima en forma de balón- rodeado por un par de bailarines. Los acordes de “Let Me Entertain You” retumbaron en el recinto y el alarido del público comenzó a escucharse.

Posteriormente, Williams apareció con el performance de “Feel” para enviar el mensaje de amor y tolerancia. Al finalizar la canción, la rusa Aida Garifullina acompañó a Robbie en el escenario para interpretar juntos “Angels”, momento en el que cerca de 500 performers inundaron el pasto acompañando a las 32 edecanes que portaban las banderas de las 32 selecciones participantes en la Copa del Mundo.

Por último, y después de un espectáculo musical, se recordaron los inicios de la estrella de Inglaterra con “Rock DJ”, mientras recorría el campo y pasaba un momento de fiesta con los espectadores del estadio.

Deja un comentario