Estados Unidos anunció el jueves nuevas sanciones económicas contra Rusia, a la que que considera responsable del envenenamiento en Reino Unido de un ex espía ruso usando el agente nervioso Novichok, y mencionó la posibilidad de una segunda tanda de sanciones “draconianas” en el futuro.

“Si siguen cosas como la prohibición de tal o cual banco o de la utilización de tal o cual moneda, habrá que llamar las cosas por su nombre: es una declaración de guerra económica“, declaró el primer ministro Dimitri Medvedev, citado por la agencia de prensa Interfax.

“Y tendremos que responder absolutamente a esta guerra. Con métodos económicos, métodos políticos y, si es necesario, con otros métodos“, agregó el funcionario ruso.

“Nuestros amigos estadounidenses lo tienen que entender”, precisó.

Dmitri Medvedev, primer ministro de Rusia

Dmitri Medvedev, primer ministro de Rusia

El Kremlin denunció el jueves como “inadmisibles”, “hostiles” e “ilegales” las nuevas sanciones estadounidenses, que limitan la exportación de algunos productos tecnológicos, y prometió una respuesta.

La posible segunda etapa de las sanciones, calificadas de “draconianas” por un alto funcionario estadounidense, podría ir hasta la prohibición de aterrizaje de los aviones de las aerolíneas rusas en aeropuertos estadounidenses o incluso la suspensión de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Deja un comentario