Salma Hayek es una mujer muy atrevida y así como toma tequila en pleno festival de Cannes, cambia su look como ella quiere y hasta sale a pasear en pijama, la mexicana también resultó ser muy aventurera.

Recientemente Salma estuvo de viaje por Costa Rica donde se atrevió a hacer acrobacias en el aire en medio de la naturaleza.

Cuando la actriz estaba muy bien resguardada y atada de las piernas, comenzó a balancearse por el lugar y fue tanto el gusto por dicha actividad que pidió que solo la ataran de las piernas.

Los encargados cumplieron sus deseos y fue en ese momento en que comenzaba a moverse de un lado a otra, cuando sus senos parecían que iban a salir de su blusa.

Afortunadamente el incidente no llegó a mayores y Hayek se divirtió como nunca.

Pura vida #adventure

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

Deja un comentario