A diferencia de la original toxina botulínica, el llamado “botox orgánico” no es un veneno ni se inyecta, sin embargo, sus efectos son muy similares. Se trata de un nuevo principio activo desarrollado en California cuyo componente principal es el espilantol, un anestésico local que se extrae de la planta Acmella Oleracea (conocida como “hierba de los dientes”) que reduce la contracción muscular y relaja los rasgos faciales.

De origen vegetal, orgánico, se puede obtener sin receta y se presenta en forma de crema. Se aplica de manera tópica y se absorbe rápido en la piel consiguiendo alisarla y evitando el efecto rígido que producen los tratamientos con botulinum toxin.

Las arrugas pequeñas, especialmente las patas de gallo y las comillas del entrecejo, desaparecen a medida que la piel cobra un aspecto más terso. Michelle Obama, la reina Letizia de España, Kate Middleton y también la flamante novia del príncipe Harry, la actriz Meghan Markle, lo incluyen en su rutina de belleza. Claro que tampoco queda fuera el clan Kardashian, que fueron las que lo hicieron famoso. En esta nota te contamos todo sobre el botox biológico, mientras esperamos que se venda en nuestro país.

Meghan Markle
Meghan Markle
 

BOTOX VS. BIOTULIN. Botox es el nombre con que se conoce comercialmente la toxina botulínica y Biotulin es la firma que registró esta nueva fórmula a base de espilantol. El primero es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium Botulinum –uno de los venenos más poderosos que existen–.

En el universo estético se aplica en pequeñas dosis mediante inyecciones, de la mano de un profesional, buscando bloquear determinadas señales nerviosas que producen la contracción de los músculos. Como consecuencia de la relajación muscular, se reducen las arrugas. El segundo es una crema gel que se aplica de manera tópica y en casa. Se compone principalmente de un anestésico local (espilantol), completamente natural, que actúa también sobre la contracción de los músculos con el fin de obtener una piel más tersa y libre de arrugas.

Kate Middleton
Kate Middleton

El efecto secundario de aplicar la toxina botulínica es la aparición de moretones, incluso puede doler en el momento de la inyección. Hay algunos antibióticos que están contraindicados para el uso de la toxina, tampoco pueden realizarse ciertos tratamientos que incluyan las terapias galvánicas, radiofrecuencia o electroestimulación.

Está contraindicado en embarazadas. El botox biológico, por su parte, es tan natural que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. Su aplicación no duele porque es tópica y su uso es compatible con otros tratamientos estéticos. Mientras el primero tiene una durabilidad de entre 3 y 6 meses y los efectos recién pueden hacerse visibles pasados los tres días desde la inyección, los efectos del segundo se observan a partir de los 60 minutos de su aplicación.

La piel se aprecia más lisa durante aproximadamente 24 horas. Sin embargo, los especialistas de Biotulin aseguran que a medida que se sigue utilizando el producto el rejuvenecimiento aumenta.

Es decir que sus efectos son acumulativos, en contraposición a la toxina botulínica cuyos efectos se diluyen porque es reabsorbible. Otra gran diferencia radica en el precio: mientras que la inyección tiene un costo que ronda los 200 euros, la crema-gel se puede conseguir por la módica suma de 50 euros.

Kim Kardashian
Kim Kardashian

LIFTING NATURAL. El botox biológico se compone de ingredientes 100% naturales y no es testeado en animales, es apto para todo tipo de pieles y no contiene parabenos. Además del espilantol, su principal ingrediente, está compuesto por extractos provenientes de la plata Imperata Cylindrica, también llamada cisca, que crece en las regiones desérticas más secas de Sudamérica e incluso puede sobrevivir en tierras salinas. Este extracto garantiza una piel hidratada durante 24 horas.

Otro de sus componentes destacados es el ácido hialurónico. Esta sustancia es capaz de almacenar una gran cantidad de agua en relación a su masa, ayudando a contrarrestar los efectos naturales de la edad y a devolver el volumen a la piel. Se recomienda aplicarlo en pequeñas cantidades con ayuda de masajes suaves. Una pequeña gota del gel puede extenderse de manera uniforme sobre todo el rostro, el cuello o el escote. Puede usarse varias veces al día para optimizar los resultados y, en caso de tener que aplicar otros cosméticos de uso diario, conviene aplicar Biotulin antes.

Michelle Obama
Michelle Obama

LA REVELACIÓN. “La duquesa jamás se sometería a una operación de cirugía estética ni a tratamientos con botulina. Su majestad es una persona muy natural y sólo utiliza cosméticos biológicos, como el Biotulin”, aseguró al diario británico DailyWeek la partera de Kate Middleton, Arona Ahmed. Pero Kate no es la única integrante de la realeza que adoptó este nuevo tratamiento. Según la hermana de Letizia de España, Telma Ortiz Rocasolano, la reina consorte también es usuaria del botox biológico.

En una entrevista con la revista sensacionalista Vida y Estilo aseguró que la reina no se inyecta botulinum toxin y que tampoco se someterá a este tipo de tratamientos en el futuro. “El secreto de su piel inmaculada es Biotulin: un principio activo de origen vegetal que funciona como anestésico local y reduce la contracción de los músculos.

Esta sustancia hace que las pequeñas arrugas, en especial las del contorno de ojos y del entrecejo, desaparezcan”. Carl Ray, el maquillador oficial de Michelle Obama, aseguró al Daily Mail que la ex primera dama de EE.UU. comenzó a utilizar Biotulin Supreme Skin Gel gracias a que la duquesa de Cambridge se lo recomendó.

Meghan Markle y Madonna son otras celebrities que han sucumbido ante las promesas de este nuevo cosmético, pero quizás la que más salga ganando con el descubrimiento de este producto sea Kim Kardashian.

Según los rumores, comenzó a usar el botox orgánico luego de que sus hermanas y su madre se lo recomendaran durante uno de sus embarazos y tanto le gustó el resultado que hace un tiempo decidió adquirir los derechos de licencia y comercialización de Biotulin en Estados Unidos por un millón de euros.

Deja un comentario