“Sí, tengo cáncer de mama, y actualmente estoy bajo tratamiento”, había confesado Shannen Doherty, dos años atrás, conmocionando a Hollywood.

El ícono de la televisión estadounidense en los ’90, conocida por sus papeles en 90210 y Embrujadas, fue apoyada por su familia, amigos y fanáticos, y eso la ayudó a salir adelante en el proceso.

Sin nada que esconder, y con la intención de inspirar a otras mujeres, la actriz compartió el día a día de su lucha en Instagram, y esta vez no fue la excepción.

Después de dos años de hacerse la masectomía, Shannen se sometió ahora a una reconstrucción mamaria.

El pasado domingo, fecha en la que se conmemoró el día de la madre en Estados Unidos, Shannen compartió una imagen junto a su mamá, en el hospital, horas después de su segundo paso por el quirófano.

“Felíz día de la madre. Siempre te traigo a los mejores lugares… comida de hospital, que rico”, escribió, sin perder el humor que la caracteriza. “Te amo. Gracias por siempre estar ahí; escribiría más pero las pastillas para el dolor están empezando a hacer efecto”, agregó.

Este jueves compartió otra postal hospitalaria, en la que agradeció a su médico.

“Sabía que con mi cirujano, el Dr Jay Orringer, estaba bien cuidada, ya que me atendería como si fuera su propia hija. Porque a él le importa. Le importan todos sus pacientes”, escribió agradecida. Además, informó que compartirá más detalles del proceso cuando esté completamente recuperada.

A pesar de haber pasado por una enfermedad terminal, Shannen sostiene que el cáncer fue “un regalo de Dios”.

“Se me presentó una oportunidad muy interesante, y en cierto sentido, me siento bendecida. El cáncer hizo cosas increíbles para mí. Me permitió estar más en contacto con mi verdadero ser, ser quien realmente soy”, dijo a Entertainment Tonight.

Además, confiesa que la enfermedad la unió más que nunca a su esposo, Kurt Iswarienko, que la apoyó y la acompañó en cada sesión de quimioterapia, en la radiación, en la caída del pelo y las operaciones.

“Mi matrimonio siempre fue fuerte, pero esto hizo que lo fuera muchísimo mas. No podría haber salido de esta sin mi esposo”, declaró.

A pesar de que la actriz ahora está estable, continúa con sus constantes análisis médicos para vigilar su salud. Hace un mes, recibió resultados preocupantes en un análisis de sangre, y aunque no significa que tenga cáncer de nuevo, se mantiene alerta.

“No puedo imaginarme lo que debe ser vencer al cáncer y que vuelva a tu cuerpo otra vez. Por ahora me mantengo positiva, y hago lo que puedo para contribuir a los investigadores, para que el cáncer pueda ser vencido de una vez por todas”, escribió en sus redes sociales.

Deja un comentario