Es probable que muchas de nosotros hayamos experimentado alguna vez esta molesta sensación de un ‘latido’ involuntario en el ojo y el párpado que parece no tener una explicación. Sucede que, estas contracciones espontáneas en el ojo se denominan Mioquimia y, normalmente, se caracterizan por repetirse de 0,5 a 3 segundos y pueden durar unos días o hasta una semana.

Este trastorno afecta al músculo orbicular del ojo (músculo en forma de anillo que rodea la cavidad ocular) y se traduce en pequeñas contracciones visibles, generalmente, en el párpado inferior, pues son menos frecuentes en el párpado inferior. Sin embargo, estos movimientos no están relacionados con alguna afección del ojo; sino que son causados por estrés, tensión, fatiga y falta de sueño.

Afortunadamente, estos ‘latidos’ en el ojo suelen desaparecer como surgieron: espontáneamente. Y para ayudar a ello, es recomendable descansar. Se aconseja tomar un relajante muscular, pues beneficia a tener un sueño reparador, pero siempre bajo la supervisión de un médico.

Resultado de imagen para latido ojo

¿En qué casos debes preocuparte?

Aunque estas contracciones espontáneas en el ojo no indican directamente alguna enfermedad o afección, será necesario acudir a un médico neurológo, en caso que las mismas duren una semana o más, si se hacen más frecuentes o se extienden a otras áreas del cuerpo.

Deja un comentario