El tónico es quizás ese paso de la rutina de belleza que casi todas pasamos por alto. Su función generalmente se limita a equilibrar el pH de la piel después de la limpieza. Aunque no es una acción menor, como muchos tónicos contienen alcohol, podemos sentir que nos reseca la piel. Tal vez por eso muchas solemos saltearlo y pasamos de la limpieza directamente a la hidratación. Pero creo que ya es hora de que le demos un poquito más de importancia a este producto. Sabemos bien que las coreanas tienen una piel perfecta y cuando no están probando el último lanzamiento en belleza, están creando un nuevo modo de usar los que ya conocen.

Así fue como descubrieron la técnica del layering, los skin rollers y el polvo compacto en versión cushion. Y así fue también cómo se dieron cuenta de que el tónico puede hacer mucho más que equilibrar nuestra piel. “En Corea al tónico también se lo llama piel y eso es porque se considera que al aplicarlo luego de la limpieza deja un efecto como de piel nueva”, asegura Sarah Lee, cofundadora de Glow Recipe, un portal de consejos de belleza y venta de productos beauty coreanos.

El seven toner method o seven skin method consiste en aplicar tónico siete veces consecutivas, buscando hidratar la piel sin necesidad de recurrir a las cremas hidratantes. Es ideal para pieles oleosas o mixtas, para las cuales las cremas suelen resultar pesadas, especialmente en verano o en lugares donde el clima es muy húmedo; pero, ojo, también es efectivo en pieles secas durante el invierno o en lugares donde la humedad es muy baja. Supone un cambio positivo en todo tipo de pieles, pero si hay una que lo agradecerá especialmente es la más deshidratada o con falta de luminosidad. “El tónico es el primer paso para la hidratación. Y las coreanas están obsesionadas con la hidratación y la cuidan desde el primer paso”, asevera Sarah Lee.

LA DANZA DE LAS SIETE PIELES. Todo empezó el pasado verano 2016 en Corea. Parece que allá la humedad es tremenda y, si bien las coreanas no querían dejar de hidratar su piel, tenían miedo de que se les pusiera demasiado oleosa a causa del clima. Así fue cómo a alguien se le ocurrió que hidratando sólo con el tónico en capas (siete capas), podrían saltearse el paso de la crema humectante y directamente pasar a maquillarse o a aplicarse protector solar. Pero atención, porque no cualquier tónico funciona: hay que buscar aquellos con fórmula libre de alcohol y sin demasiados activos.

“Cualquier producto de base acuosa, con fórmula simple y de acción hidratante puede servir. Puede ser tónico, esencia o booster”, propone la especialista. Y no entremos en pánico porque tampoco hay que aplicar siete tónicos diferentes, basta con aplicar el mismo producto siete veces. ¿Por qué siete capas? Según las coreanas, repetir este paso siete veces devuelve la hidratación necesaria a la piel y la deja resplandeciente ¡y cero grasa! Este método de “las siete pieles” promete resultados más efectivos que usar una crema hidratante, ya que al emplear una solución de base acuosa los activos logran penetrar más fácilmente en la piel. Los pasos, como imaginarán, son muy simples: luego de la limpieza hay que aplicar un poco de tónico en las manos, frotarlas entre sí y llevarlas a la cara mediante pequeñas palmaditas. “Pat, pat, pat”, como dicen en Estados Unidos, y listo, sólo hay que repetir el paso del tónico seis veces más. Pero aplicar el tónico tiene sus secretos: la clave es colocar una pequeña porción, repartirla entre las manos y aplicar con golpecitos en la cara. Siempre pequeñas cantidades porque la idea es hacerlo en capas.

Sarah Lee recomienda empezar con las palmaditas por la zona U del rostro (mejillas y mentón) que es la parte más seca; luego pasar a la zona T (frente y nariz) que es la más oleosa y, para finalizar, ¡no olvidar el cuello! Hay que dar palmaditas hasta que se absorba completamente y recién ahí volver a empezar. “Pero no se preocupen porque no hay tiempo de espera, se aplica capa tras capa porque se absorbe súper rápido”, afirma la experta y aconseja para la última capa, después de las palmaditas, presionar levemente con las manos cada zona “como una especie de mimo final y a la vez para sentir el cambio en la piel”.

TIPS

Si te resulta agotador pensar en repetir un paso siete veces, podés empezar con menos capas, por ejemplo tres, y verificar el cambio en tu piel. x Evitá los tonificadores astringentes y los que contienen alcohol (ya que estos pueden secar la piel en lugar de hidratarla). Personalizá el método según tu piel. Siete es apenas un número, no una regla inamovible. Tal vez a tu piel le baste con tres o cuatro capas, o tal vez necesites sumar un sérum o un óleo para la capa final. Incluso, las pieles muy secas necesitarán aplicar la crema hidratante sí o sí al finalizar. ¿Te demanda muchos minutos? Llevá el tónico fuera del tocador y aplicalo mientras tomás el desayuno antes de salir para el trabajo.También podés aplicar el tónico como una mascarilla, embebiendo discos de algodón y dejándolos reposar sobre el rostro durante 10 minutos.

Deja un comentario