Los amantes del videojuego clásico Space Invaders pueden darse el gusto de exterminar hordas de extraterrestres proyectados en el interior de un rascacielos de Tokio, en una exposición retrospectiva con motivo del 40 aniversario del mítico videojuego .

El evento, Play! Space Invaders, que se celebra hasta fin de mes en lo alto de la torre Mori, en el barrio de Roppongi de la capital japonesa, propone salvar el mundo de estas pequeños malhechores con múltiples e innovadoras formas.

Algunos participantes, provistos con su mando, ametrallan a los enemigos formados a base de grandes píxeles, que se mueven por los vidrios gigantes del observatorio. Otros se aventuran más y los eliminan con un gesto de la mano o una patada cuando invaden muros y suelos, gracias a una tecnología de reconocimiento de movimientos.

Para los nostálgicos de las salas de juegos recreativos, se desempolvaron las máquinas tradicionales.

Keiji Ishihara, de 50 años y quien acudió con sus dos hijos, recuerda la locura que rodeó la aparición del juego en 1978, cuando solo tenía 10 años. “Fue un gran choque, un gran entusiasmo invadió Tokio, pero los niños como yo no teníamos mucho dinero para jugar”, cuenta.

El desarrollador del juego, Tomohiro Nishikado, recuerda la génesis en un momento en que la industria de los videojuegos apenas empezaba a andar. “Las computadoras no eran tan comunes en Japón, por lo que aprendí todo yo solo. Imaginé los personajes y el concepto. Retrospectivamente, es impresionante, yo mismo estoy sorprendido de haberlo logrado”, reconoce.

Takayuki Taketa, de 46 años, participó en la exposición como director artístico. “Es fantástico hacer revivir el juego”, dice. “Me hace muy feliz ver el placer con que la gente” descubre o redescubre este clásico.

El edificio donde se puede jugar al Space Invaders para recordar su nacimiento hace 40 años
El edificio donde se puede jugar al Space Invaders para recordar su nacimiento hace 40 años. Foto: AFP

Deja un comentario