Si hay una crítica recurrente que quedó anclada en el universo Star Wars , éste es el repudio generalizado al personaje de Jar Jar Binks, al cual los fanáticos de la saga de George Lucas destrozan por considerarlo disonante con el resto de los memorables roles de la franquicia, y al que convirtieron en prototipo de “personaje al que amamos odiar”.

Sin embargo, quien no pasó un buen momento luego del estreno de Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma y los largometrajes sucesivos ( El ataque de los clones y La venganza de los Sith) fue el actor detrás del comic relief, el neoyorkino Ahmed Best. Con motivo de la inminente llegada del aniversario de la precuela estrenada en 1999, el actor, músico y director escribió un sentido posteo en su cuenta de Twitter en el que reveló haber considerado el suicidio por las críticas recibidas.

“El año que viene se cumplen 20 años de cuando obtuve críticas que afectan mi carrera hasta el día de hoy. Este es el lugar donde estuve a punto de terminar con mi vida. Sobreviví y ahora este pequeño es mi regalo por eso [N. del E.: su hijo, quien posó en la imagen con él]”, escribió Best, cuyo último trabajo en cine data de 2013 con el film de Richard Halpern, W.M.D. Si bien no nombró la franquicia, en sus palabras estaba implícito que estaba aludiendo a Star Wars y a Jar Jar Binks, su primera gran oportunidad como actor.

Jar Jar se convirtió en uno de los personajes que la gente "más amó odiar" de la saga intergaláctica
Jar Jar se convirtió en uno de los personajes que la gente “más amó odiar” de la saga intergaláctica

En una entrevista con la revista Wired el año pasado, Best también recordaba con tristeza esa dura época de su vida. “En Internet me amenazaban de muerte, y también se me acercaban personas para decirme que había destruido su infancia. Eso no fue fácil de escuchar para un joven de 25 años”, expresaba el actor.

Deja un comentario