Un frágil cese del fuego prevalece en la Franja de Gaza y sus alrededores tras la peor escalada de violencia entre Israel y el grupo terrorista islámico Hamas desde 2014.

No se registraron ataques con cohetes y bombardeos aéreos desde que la supuesta tregua entró en vigor a la medianoche.

Hamas anunció que el alto el fuego fue mediado por Egipto y otros actores regionales. Según su versión, fue alcanzado “sobre la base de la calma mutua”.

El sistema antimisiles israelí, conocido como Cúpula de Hierro, intercepta un misil lanzado desde Gaza sobre los cielos de Sderot (Reuters)

El sistema antimisiles israelí, conocido como Cúpula de Hierro, intercepta un misil lanzado desde Gaza sobre los cielos de Sderot

Un alto funcionario israelí negó que se acordara una tregua. Sin embargo, sostuvo que “la calma será respondida con calma”.

El Frente de la Retaguardia o Defensa Civil (Pikud Haoref) levantó todas las restricciones de seguridad sobre la ciudad de Netivot y otras comunidades del centro del desierto del Negev. También ha autorizado la reanudación del servicio ferroviario entre Ashkelon y Sderot, dos ciudades cercanas a la Franja.

Tras los ataques, se acordó una tregua (AFP)

Tras los ataques, se acordó una tregua

Un cabecilla de Hamas dijo en condiciones de anonimidad que el acuerdo entró en vigor a la medianoche y que Egipto prosigue con sus esfuerzos de lograr un cese del fuego de largo aliento. Fuentes diplomáticas le dijeron al Canal 10 que la tregua fue mediada también por el enviado de la ONU para el Oriente Medio, Nickolay Mladenov.

Deja un comentario