La primera línea férrea privada de alta velocidad de Estados Unidos, que conectará Miami y Orlando, en Florida, inicia esta semana un “servicio introductorio” de 66 kilómetro entre Fort Lauderdale y West Palm Beach.

La compañía Brightline no ha informado del día preciso en que arrancará el servicio y se ha limitado a señalar que será “la semana del 8 de enero”, sin dar precisiones de horarios ni precios.

Brightline terminado en el taller en West Palm Beach, Florida. Presidente de Brightline, Mike Reininger

Brightline terminado en el taller en West Palm Beach, Florida. Presidente de Brightline, Mike Reininger

El proyecto, que tiene un costo estimado en 3.100 millones de dólares, ha sufrido retrasos y contratiempos legales, que ya parecen superados.

Durante el pasado fin de semana han circulado varios trenes entre Fort Lauderdae y West Palm Beach con pasajeros seleccionados a modo de preparación para los empleados de la línea, informó el diario Palm Beach Post.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones, Patrick Goddard, en el vagón Smart.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones, Patrick Goddard, en el vagón Smart.

“No se parece a nada más que yo sepa en este país. Es rápido. Es suave. Creo que va a cambiar la forma en que se ve el servicio ferroviario en Estados Unidos“, señaló Kovalsky al Palm Beach Post.

(Alan Gomez, USA TODAY)
(Alan Gomez, USA TODAY)

Los andenes estarán localizados en una plataforma a 50 pies (más de 15 metros) del nivel de la calle.

Deja un comentario