Un hombre de Florida se suicidó el domingo más de 24 horas después de que se atrincheró en una casa de Lakeland con su hija de 6 años de edad, dijeron las autoridades.

El sheriff del condado de Polk, Grady Judd, dijo que Gary Cauley, de 39 años, se disparó a sí mismo cuando un equipo SWAT introdujo un agente químico en la casa en un intento de someterlo. Cauley había permitido que su hija, Rylan, saliera de la casa unos 30 minutos antes, dijo Judd. No resultó herida durante el incidente.

Los alguaciles dijeron que Cauley llegó a la casa de su esposa separada alrededor de las 4 a.m. el sábado. Alrededor de la 1 p.m. del sábado, Cauley se enojó cuando se enteró de que su esposa planeaba ir a la playa con otro hombre, dijeron los alguaciles. Armado con una pistola, Cauley amenazó con matarse y se negó a dejar que Rylan saliera de la casa, dijeron los agentes.

La esposa de Cauley se puso en contacto con las autoridades y salió corriendo de la casa cuando llegaron los agentes.

Mientras las fuerzas de seguridad rodeaban el hogar, Cauley permaneció en la casa con Rylan hasta el domingo por la tarde, dijeron los agentes. Durante todo el enfrentamiento, Cauley habló con los negociadores de rehenes y les dijo que no tenía la intención de dañar a su hija, dijo Judd.

“Nunca nos sentimos cómodos con un hombre que tiene un arma, que amenaza con suicidarse y no permite que su hija, o quienquiera que sea el rehén, se vaya”, dijo Judd. “Porque una persona suicida puede fácilmente ser homicida.”

Judd dijo que Cauley dijo con frecuencia a los negociadores que pondría fin al enfrentamiento y liberaría a su hija, pero que para el domingo por la mañana aún estaba dentro de la casa con Rylan.

Gary Cauley

Gary Cauley

Sin embargo, alrededor de la 1:30 p.m., Cauley entregó a Rylan a los ayudantes del sheriff afuera. Le dijo a la chica que confiara en los oficiales y que se iba a suicidar, dijo Judd.

Unos 30 minutos más tarde, los agentes enviaron una sonda robótica a la casa y repetidamente le pidieron a Cauley que se rindiera. Mientras los agentes bombeaban el agente químico a la casa, Cauley salió por la puerta principal, puso el arma en su boca y se disparó a sí mismo, dijo Judd.

Cauley fue declarado muerto en la escena.

Judd dijo que Cauley tenía un largo historial criminal y que como delincuente convicto, no se le permitía tener un arma. Estaba en libertad condicional en un caso de violencia doméstica.

“¿Por qué someterías a tus hijos a esto?” Judd dijo.

Deja un comentario