La policía de Wildwood, en Estados Unidos, comenzó una investigación después que el video que muestra a un oficial de policía mientras golpea a una joven en una playa de New Jersey se volviera viral en las redes sociales.

La policía dijo en Facebook que Emily Weinman, una joven de 20 años originaria de Filadelfia, enfrenta múltiples cargos, incluidos agresión a un oficial y resistencia al arresto.

El video del accidente, ocurrido el sábado, muestra a un policía mientras golpea en la cabeza y reduce a una joven recostada sobre la arena. En el fondo se oyen voces que gritan “¡para de resistir!”, aunque no queda claro quién está hablando.

“No tienes el derecho de golpearme y ahorcarme de esta manera”, dice por su parte la joven. “No hice nada malo”, agrega.

El video no revela qué causó el altercado, aunque la joven escribió en un post en Facebook que los oficiales se acercaron para preguntarle le edad a ella y a una amiga. En el post Weinman admitió que llevaba consigo cerveza (en Estados Unidos se puede tomar alcohol legalmente a partir de los 21 años) pero dijo que aún no había tomado. Cuando los agentes le hicieron el test de alcoholemia resultó negativo, según escribió.

No obstante, los agentes se mantuvieron cerca de la joven; por eso, ella les preguntó por qué no tenían nada mejor para hacer; tras esas palabras uno de los policías respondió que no había pensado arrestarla, pero que ahora lo haría. Weinman dijo que no quería dar su nombre, agregando que estaba junto a su hija de 18 meses.

“Comenzó a decirme que me iba a arrestar y comenzó a caminar hacia mi para ponerme las esposas. Yo con cuidado caminaba hacia atrás (manteniendome frente a él) y grité hacia el padre de mi hija”, escribió Weinman.

Luego contó que “se tropezó y cayó y el policía la derribó en el suelo y empujó su cara en la arena”.

“Sí, lo sé que debería haberle dado mi nombre. En parte me equivoqué, pero estaba asustada”, se justificó Weinman.

Tras el episodio, los dos policías fueron reasignados a tareas de escritorio.

El jefe de la policía de Wildwood, Robert Regalbuto, dijo que el video le pareció “alarmante” aunque agregó que no quería “hacer ninguna evaluación apresurada” hasta que la investigación no esté completa.

Por su parte, el alcalde de Wildwood, Ernie Troiano Jr., dijo al portal Philly.com que el episodio fue una “vergüenza”.

Deja un comentario