Alfonso Jesús Cabezuelo, uno de los cinco miembros de “La Manada” condenados a nueve años de prisión por abusos sexuales durante las fiestas de San Fermín de 2016 en España, volverá a ejercer como soldado. Así lo publicó el Boletín Oficial de Defensa, que le levantó la suspensión después de seis meses.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa aclaró que la suspensión de funciones debía cesarse ya que “se produce de manera automática en aplicación de la ley”, ya que así lo establece el artículo 111.3 de la Ley de Carrera Militar española. Defensa también aseguró que “no le asignarán destino” hasta que no se dicte sentencia firme.

El militar de La Manada a su llegada al juzgado de Sevilla, donde tiene que presentarse tres veces por semana. EFE

El militar de La Manada a su llegada al juzgado de Sevilla, donde tiene que presentarse tres veces por semana.

A partir de ahora, Cabezuelo cobrará de nuevo el sueldo base que se le asigna a los soldados, de unos 800 euros (unos 25.000 pesos), aunque el hecho de no tener destino asignado le hace perder el derecho a otros complementos del sueldo.

Los otros miembros de La Manada no tienen pensado buscar trabajo ni reincorporarse a sus empleos antiguos, publicó el diario El País después de consultar a su abogado. Uno de ellos, el Guardia Civil, no fue suspendido de sus funciones y también se encuentra cobrando el sueldo base para este oficio, sin los pluses por destino asignado. La semana pasada la fiscalía pidió su reingreso en prisión después de que intentara renovar su pasaporte, documento que le fue retenido.

Deja un comentario