El actor que interpretó a Fabrizio, Danny Nucci, el compañera inseparable de Leonardo DiCaprio en la taquillera Titanic, reveló lo que realmente piensa sobre la canción de Céline Dion y cómo originalmente se suponía que su personaje moriría.

En una reciente entrevista radial para “Unspooled” , Nucci compartió información del rodaje 20 años después. Cuando se le preguntó si era verdad que James Cameron es conocido por ser “intenso”, Nucci confirmó que sí, que es “un gritón”. 

Cuando el presentador señaló que al menos Nucci tenía alrededor de 20 años cuando filmó la película, y no un niño, el actor bromeó diciendo que los estallidos de Cameron seguirían siendo “atemorizantes si tienes 50 años”. Y añadió:  “Quiero decir, tienes que entender que el hombre es un genio. Puede básicamente hacer el trabajo de todos”. 

El actor, que ahora tiene 49 años, formó parte de una de las escenas más icónicas de la historia del cine, mientras Jack Dawson, DiCaprio, grita en la proa del bote: “¡Soy el rey del mundo!”. Pero ese momento memorable para Nucci fue “miserable” de filmar por la largas horas que pasaron él y DiCaprio con bajas temperaturas y el agua helada.

También habló sobre el final original para su personaje, que fue visto por última vez en el filme siendo aplastado por una de las chimeneas de la nave mientras se hunde.

“Fue muy gracioso, Jim me llamó y me dijo: ‘Primero, no estás en la película tanto tiempo y segundo, estamos cambiando el final'”, relató el intérprete.

Por último hizo referencia a la canción  Celine Dion de la banda sonora de la película, “My Heart Will Go On”. “Honestamente, no soporto esa canción”, admitió. “No puedo escucharla”.

Deja un comentario