La Conferencia Episcopal de Venezuela acusó este jueves al presidente Nicolás Maduro de anteponer su proyecto político por encima del tema humanitario que consideran apremiante dentro de la crisis económica que vive el país.

En un exhorto difundido luego de las deliberaciones por su 110 Asamblea General, los obispos aseguraron que Maduro es “el principal responsable” de la crisis que azota al país “por anteponer su proyecto político a cualquier otra consideración, incluso humanitaria”.

“El gobierno se presenta ante el país como víctima de manejos externos e internos. Esto no es más que la confesión de la propia incapacidad para manejar el país”, reza el documento leído ante los medios por monseñor Manuel Felipe Díaz, arzobispo de Calabozo, estado de Guárico (norte).

“La mayor parte de la población no cuenta con los medios para hacer frente a la monstruosa hiperinflación. La calidad de vida de los venezolanos, ya sumamente precaria, se deteriora día a día”, añade el texto.

La Iglesia y el Gobierno venezolano mantienen diferencias públicas desde la llegada al poder del chavismo, que rige el país desde 1999 y acusa a los obispos de ejercer proselitismo político.

Pero la Iglesia en su exhorto señala que “no aspira dominar el panorama social, ni convertirse en factor de gobierno o de oposición”.

Deja un comentario