Wikipedia retomó sus servicio luego de permanecer inactivo por 36 horas. El motivo de dicha medida fue pedir la eliminación de los artículos 11 y 13 de la nueva directiva comunitaria sobre derechos de autor planteada en el Parlamento Europeo.

Sin embargo, la enciclopedia virtual puede continuar informando a todos los usuarios con normalidad, ya que la regulación no prosperó.

Wikipedia

Este es el anuncio que mostraba Wikipedia como protesta ante la regulación. El encabezado iniciaba con la frase “defendamos una red abierta”.

Qué se pedía

La propuesta de directiva era una reforma mayor de la legislación comunitaria sobre los derechos de autor que buscaba garantizar que los creadores de contenidos creativos –sea música, cine o información– cobren por la consulta de los contenidos en la era digital.

Los dos aspectos más reñidos de la reforma eran el esfuerzo por incrementar los ingresos de los editores de prensa y acabar con el contenido que evade los derechos de autor en las plataformas como Youtube de Google o en Facebook.

Los mayores editores de prensa, presionaron para que se incluyera una reforma sobre los contenidos informativos, concocida como el artículo 11.

Con la reforma veían una solución rápida para poner fin a la utilización gratuita de su contenido en internet, que diezmó los ingresos de la prensa tradicional.

Pero los gigantes de internet estadounidenses y los activistas de la defensa de las libertades en internet llamaban esta reforma “link tax” (impuesto link) y la consideran como una traba a la libertad de expresión.

La propuesta confería a las plataformas de Internet el rol de policía. También aseguraban que sólo beneficiaría a los editores de prensa más importantes en detrimento de los grupos independientes.

Hubo asimismo una resistencia importante al artículo 13 que proponía que las plataformas fueran legalmente responsables por el material sujeto a derechos de autor publicado por los usuarios.

Paul McCarteny y las principales discográficas y estudios de cine presionaron a los políticos para que apoyaran la reforma.

Pero los críticos adviertieron que con la directiva las plataformas de internet hubiesen sido obligadas a censurar un espacio que se convirtió en un centro de creación, especialmente Youtube. También hubiese restringido el uso de memes y rémix por los usuarios de internet.

Rechazo

El rechazo por la Eurocámara significa que el Parlamento Europeo no puede iniciar las negociaciones sobre esta reforma con los Estados miembros y la Comisión Europea.

Los eurodiputados volverán a tratar el texto en comisión, y será nuevamente presentado para un voto por el pleno en septiembre.

El objetivo final de esta reforma, propuesta por la Comisión Europea en septiembre de 2016, es, según ésta, modernizar los derechos de autor para adaptarlo a la era de la revolución digital.

Deja un comentario