Ximena Duque se declara más que lista para la inminente llegada de su hija Luna, quien puede nacer en cualquier momento. La actriz colombiana, que ha vivido un embarazo alejada completamente de los foros de grabación –a excepción de una participación especial que hizo en el unitario de Telemundo Milagros de Navidad–, recibirá a su princesita con un nuevo look. La intérprete de 32 años, que tiene casi dos décadas de carrera artística a sus espaldas, dejó atrás el color rubio que había lucido en los últimos años en su cabello para dar paso al castaño, su color natural.

Siempre activa en las redes sociales, Duque no dudó en compartir el resultado de su cambio de look ante sus más de dos millones y medio de seguidores de Instagram.

“Volví a mi color natural. Sí, ya sé que a muchas les gusta el rubio. Créanme que es mi look favorito pero ahora con la llegada de Luna quise estar tranquila y despreocuparme por un tiempo de la raíz, del retoque…”, explicó Ximena junto a una foto en la que presume su nuevo color de cabello.

Antes de que alguien la criticara por teñirse el cabello a escasos días de dar a luz, la actriz se apresuró a dejar claro que contó con el permiso de su doctora, además de que usó productos especiales para embarazadas.

“Mi doctora me dio permiso y además Laura S Barcelo utilizó unos productos especiales para embarazadas”, contó la expareja de Carlos Ponce.

Con este cambio de look, Ximena ya cuenta las horas para verle por fin la carita a su hijita.

“Bueno ahora si ya más que lista para que esta chiquita se anime a venir al mundo”, concluyó Duque, quien contrajo nupcias el año pasado con su esposo Jay Adkins.

El nacimiento de Luna convertirá a la actriz en mamá por segunda vez puesto que la intérprete ya tiene un hijo adolescente fruto de su fallido noviazgo con el también actor Christian Carabias.

Deja un comentario